Parece que Mark Jacobs – creador de Camelot Unchained – no lo tiene del todo claro en lo que respecta al modelo de negocio free-to-play para los MMO. Cree que esto acabará desembocando en una especie de apocalipsis bíblico que arrasará con el mundo de los MMO, donde solo sobrevivirán los más fuertes.

“Ya sabes, el free-to-play es sólo otro modelo, y al igual que cualquier otro modelo de la industria, ocupará su pequeño lugar especial durante un tiempo, pero esto traerá consecuencias. Dentro de unos cuantos años, esas consecuencias serán poco menos que un apocalipsis.

Camelot Unchained

Vamos a ver una gran cantidad de desarrolladores echando el cierre y también un montón de editores que dirán: “Oh, si… tal vez el gasto de 20 millones de dólares en un juego free-to-play no haya sido la mejor idea después de todo. Eso es parte de la razón, pero el otro motivo es al menos igual de importante: que si te dedicas al free-to-play tienes que competir con todos y cada uno de los demás juegos free-to-play existentes”.

Camelot Unchained, que recientemente ha superado el ecuador de su objetivo para Kickstarter de los 2 millones de dólares, será un juego de la vieja escuela, con suscripciones, y Jacobs dice que esto permitirá a su estudio concentrarse en la creación de contenido para una audiencia más deseable.

Camelot Unchained

Jacobs explica que el modelo de suscripción “nos permite enfocar nuestro juego hacia las personas que quieren pagar por él y están bien dispuestos a hacerlo. Prefiero tener una base de suscripción más pequeña que se dedique, use su energía, disfrute y trabaje con nuestro juego, a una base diez veces mayor con la que tenga que lidiar con un montón de gente a la que realmente no le importa lo que hace”.

Fuente.